Boston Celtics fue uno de los equipos que más se movió en el pasado mercado de fichajes de la NBA. Y lo hicieron apostando fuerte por construir un bloque que le diese opciones de luchar por el título esta temporada. La llegada de jugadores como Hayward o Irving suponía un soplo de aire fresco a una franquicia que ansiaba volver a llegar lejos en los Playoffs. Sin embargo, a los seis minutos del primer partido ante Cleveland Cavaliers todo se vino abajo.

Una mala caída de Gordon Hayward al bajar de un intento de alley-oop provocó que el proyecto construido por Danny Ainge. Las imágenes que llegaban del Quicken Loans Arena hablaban por si solas. La pierna del ex-jugador de Utah Jazz estaba destrozada y los jugadores de ambos equipos se llevaron las manos de la cabeza al verlo. El mundo del baloncesto quedó en shock por la gravedad de la situación.

El alero estadounidense de 23 años sufrió una fractura de tibia y una dislocación de tobillo. El jugador fue operado la pasada madrugada y ahora afronta un periodo de recuperación que le mantendrá alejado de las canchas hasta el curso que viene. A pesar de todo, Hayward se vio con fuerzas para enviar un mensaje a todos los aficionados del equipo que presenciaban el duelo ante Milwaukee Bucks en el TD Garden.

El escenario de la temporada ha cambiado por completo para el equipo de los 17 títulos de campeón y ahora deben decidir a que objetivo enfocarse durante este año. Por un lado, seguir planteándose el ambicioso reto de luchar por el campeonato con las armas de las que disponen actualmente. Por el otro, la posibilidad de apostar por dar minutos a los jóvenes para que adquieran experiencia y continúen su desarrollo en la mejor liga del mundo.

Kryie Irving ha comenzado bien su andadura en Boston. El base promedia 22 puntos y 10 pases de canasta en sus dos primeros encuentros con la elástica verde. Pero el estadounidense necesita que alguno de sus compañeros de un paso adelante y mejore sus números para llenar el vacío que deja Hayward. El rookie Jayson Tatum o Jaylen Brown parecen las dos opciones más claras para formar parte del quinteto inicial.

Las dos derrotas en los primeros enfrentamientos han hecho levantar las dudas sobre el posible rendimiento del conjunto de Massachusetts. Pero si algo ha demostrado esta franquicia a lo largo de su historia es que sabe sobreponerse a cualquier obstáculo. Y pueden volver a hacerlo una vez más.

Anuncios