El estado de felicidad es una realidad en el Fernando Martín de Fuenlabrada. Una situación provocada por el gran inicio de Liga Endesa de un equipo que, gracias a las incorporaciones tanto en la pista como en el banquillo, ha logrado formar un proyecto ilusionante y competitivo que promete dar mucha guerra por los campos de la máxima categoría del baloncesto nacional.

Esta revolución tiene nombre y apellido. Concretamente el de Néstor García. El técnico argentino aterrizó en la capital sin ninguna experiencia en banquillos europeo, pero con una larga trayectoria en América. Equipos de Brasil, México, Uruguay, Argentina o Venezuela forman parte de su curriculum como entrenador. Precisamente, con la selección nacional vinotinto logró el mayor éxito de su carrera al conquistar el FIBA Américas.

El ‘Che’ ha necesitado tan solo tres jornadas para crear una conexión muy especial con los aficionados que ocupan sus localidades cada domingo en el feudo fuenlabreño. Su pasión y su energía se contagian por el parquet y por la grada cada segundo de los 40 minutos que dura el partido. Una buena muestra de ello fue una de sus reacciones durante el último encuentro ante Unicaja que puso en pie a todo el pabellón.

El equipo de la Comunidad de Madrid ocupa los puestos de honor de la tabla tras contar por victorias sus tres primeros partidos. Esta es la tercera vez que el equipo fundado en el año 1983 logra un 3-0 de arranque de campaña, como ya lo hiciera en las temporadas 2009-10 y 2010-11 bajo las ordenes de Luis Guil y Salva Maldonado respectivamente.

Y los triunfos han sido ante rivales de entidad en partidos complicados. En la jornada inaugural, el Montakit Fuenlabrada derrotó por 82-68 al RetaBET Bilbao Basket. En su primera salida, el actual líder conquistó el Principado tras vencer en la prórroga al MoraBanc Andorra por 94-95 gracias a una espectacular canasta sobre la bocina de Pako Cruz. Por último, el pasado domingo se impusieron como locales al Unicaja por 77-69.

Un gran momento que se ve reflejado en dos jugadores en particular. Christian Eyenga, la flamante incorporación del equipo en el mercado veraniego, está completando un fantástico inicio de curso. El espectacular alero promedia 15,7 puntos, captura 5,4 rebotes y coloca 1,7 tapones por partido.

Junto a él, Marko Popovic. El veterano jugador croata está siendo una pieza clave en la dirección del conjunto de un Néstor García, que ha elogiado a su jugador en redes sociales. En su tercera campaña vestido de naranja, el base aporta 11 puntos y 3,7 asistencias por encuentro.

El balón no ha hecho más que empezar a botar. Pero tras las primeras batallas, los hombres del ‘Che’ parecen estar preparados para hacer grandes cosas y ya han presentado su imponente candidatura para ser el equipo revelación de la temporada 2017-18 de la Liga Endesa.

Anuncios