El pasado 10 de agosto, la estabilidad del proyecto del Real Madrid se tambaleó por completo al conocer la gravedad de la lesión de Sergio Llull. El jugador de Mahón se perderá gran parte del curso y su ausencia deja un vacío importante en la estructura del conjunto de Pablo Laso. Un hueco que necesita de un jugador con calidad y carácter. Un espacio hecho a medida para Luka Dončić.

El esloveno llega a este nueva temporada sin apenas descanso después de un intenso verano. La gran promesa del baloncesto mundial fue clave en la conquista del Eurobasket por parte de su combinado nacional. En los ocho partidos que disputó en el torneo, el jugador de 18 años promedió 14,3 puntos, capturó 8,1 rebotes y repartió 3,6 asistencias.

Con el contexto actual, le llega el turno de trasladar esta versión de estrella a su club. En un equipo con incorporaciones como las de Facundo Campazzo, Fabien Causeur o Ognjen Kuzmic, debe dar un paso adelante a todos los niveles para que el conjunto madridista no vea mermadas sus opciones en la lucha por los títulos.

Doncic
La pasada campaña, Dončić disputó entre Liga y Euroliga un total de 67 partidos. Euroleague

 

Sus grandes actuaciones en el viejo continente le han hecho ganarse un nombre en el otro lado del charco. En una encuesta realizada entre los General Managers de la NBA, el escolta del Real Madrid ha sido elegido con un 69% de los votos, cifra más alta de la historia de estas votaciones, como el mejor jugador extranjero que no milita en la mejor liga del mundo.

Las expectativas sobre el esloveno son muy altas en Estados Unidos. Algo muy evidente al observar las proyecciones de cara a los futuros drafts de la competición. Medios especializados como ESPN o CBS Sports le colocan entre las cinco primeras elecciones. Orlando Magic, Indiana Pacers o Phoenix Suns podrían estar entre sus posibles destinos.

Todo parece indicar que esta será la última campaña de Dončić en Madrid. Si no sucede nada raro, el de Ljubljana tendrá un papel destacado en la mejor liga del mundo a corto plazo. Solo queda seguir disfrutando de su inagotable talento, porque sin duda es un jugador muy especial.

Anuncios